Opinión: Evitemos el virus del pánico y la pandemia de la desinformación

Por: || || Hora: 10:45 a.m..
nicaragua, opinion, francisco lara, pandemia, coronavirus, desinformacion,
Foto: Referencia

Francisco Javier Bautista Lara, realizó una publicación, en el que destaca tres puntos importantes sobre la situación que existe en el mundo.

A continuación el texto integro: 

Tres comentarios:

1- Las pruebas que se aplican a las personas en el mundo para detectar coronavirus COVID-19 tienen 65% de certeza, es decir, podría salir negativo, indeterminado, incluso positivo, y en realidad es contrario al resultado con 35% de probabilidad de error. 

El diagnóstico se complementa con síntomas y vínculos del paciente con otros infectados. El examen solo se aplica ante la presencia de síntomas y no a la población en general ni frente a padecimientos no coincidentes.

Lee también: Frases icónicas de Gabriel García Márquez

2- Según reporte en TVE (12.5.2020), es posible que al menos 5% de la población europea (Europa: 711 millones de hab.) se contagió del virus sin contraer todos la enfermedad, lo que todavía es insuficiente para lograr inmunidad colectiva, que requiere más del 50% de la población lo que de manera natural será barrera para la difusión viral que perdería capacidad de expansión y dejaría de ser problema. 

En Europa hay 1.4 millones de personas confirmadas con Covid19, por lo tanto es posible que unos 34 millones de personas fueron asintomáticas (96%). 

La población mundial, mientras no exista vacuna (es posible a mediados 2021), solo tiene la opción de inmunidad colectiva o natural.

3- El coronavirus, causante del COVID-19, es una micropartícula químico-biológico que está en el mundo y también en Nicaragua.

 Afecta la salud pública y está trayendo graves consecuencias en la vida social y económica de las comunidades humanas, es una realidad (con muchos componentes inducidos) con la que hay que aprender a vivir y adaptarse con inteligencia, serenidad, higiene, solidaridad y acciones sostenibles que no agraven el daño, evitando que el virus del pánico, la pandemia de la desinformación y manipulación, la peste del egoísmo, nos contaminen.

El Dios del Amor esté con nosotros.

Salud y paz.

 

tags: